abril 25, 2024

La magia del vermut: por qué sirve más beberte uno que tener agenda

TEXTO: ANTONIO ALFARO ///

@antoni0alfaro

FOTOGRAFÍA: ADELA ANGULO///

@adelaangulo_

Si de verdad hay algo que no pasa de moda es la hora del aperitivo; o, como decimos lxs más chulxs, la hora del vermut. Sí, lejos de tomarte uno o unos cuantos, esta tradición es una de las que sigue a flote y a toda vela de generación en generación. Pero, ¿cuál es la magia de este vino aromatizado?

Desde luego que sus secretos tendrá, pero aquí vengo a explicarte porqué vale más salir y tomarte uno, que tener una agenda en la que planificar tus días.

Vale, vayamos por partes. Y me sabe hasta mal decírtelo, pero si no sabes qué es salir de vermuts, ya estás tardando en googlearlo por ahí. Cosas tan básicas por La Corte no te vas a encontrar, lo siento mucho. Y si sueles hacerlo, pero todavía no estás exprimiendo todo el potencial que podría ofrecerte, sigue leyendo que este moderno de barrio te va a dar unos cuantos tips 

Nos ponemos en situación: son las doce de la mañana, hace sol, es fin de semana y tienes un hambre que te mueres. ¿Te vas a poner a preparar la comida? Por supuesto que no: te vas de vermuts.

La excusa no es salir a beber, porque probablemente la gran mayoría ni lo va a probar, sino tener esa sensación de sobremesa cuando todavía no es ni medio día, y tener conversaciones divertidísimas rodeado de pinchos, gildas, cualquier otro tipo de encurtido y patatas (en su forma y preparado que sea, da igual). 

Así, nos encontramos con el elemento más importante de la hora del vermut: que desde aquí proclamamos como el meridiano perfecto del día. Puedes quedar a las 12:00 para picotear con el chico que conociste anoche en el club, y quedar a las 15:00 con tus amigxs a comer y desgranarlo todo.

El vermut te permite tener varios actos sociales en la misma mañana, y no me lo compares con salir a tomar un café porque tú mismx sabes que no tiene absolutamente nada que ver. Ni la vibra ni el sentido es el mismo, así que no vayas por ahí.  

Más cosas. Salir a la hora del vermut también te permite aprovechar una mañana de resaca sin autoflagelarte por ser unx cabeza loca.

Sales de casa a una hora decente por haber salido la noche anterior, puedes comentarlo todo y encima comes ligerito para esos días en lo que el estómago se te resiste. También te permite recuperar el Ph de tu cuerpo con alguna cerveza (ni confirmamos ni desmentimos que quita la resaca) y después echarte un siestón de esos de verano. Vamos, que además de darte tiempo para todo también es un analgésico emocional. Vermut 1 vs. Agenda 0. Vamos, me vas a comparar. 

De momento, esta es mi tesis doctoral sobre el impacto de la hora del vermut contra las agendas. Sé que es algo reducida, pero la extensión del artículo no me permite seguir dándote razones. Es mejor que tú te pares en seco y lo reflexiones. Eso y que nos cuentes qué significa para ti salir a la hora del aperitivo.

¡Nos vemos a las 12:00 donde siempre!  

Facebook
Twitter
LinkedIn

No te lo pierdas

LA CORTE / LO BUENO SE MIDE EN GRAMOS / LA CORTE / LO BUENO SE MIDE EN GRAMOS / LA CORTE / LO BUENO SE MIDE EN GRAMOS / LA CORTE / LO BUENO SE MIDE EN GRAMOS / LA CORTE / LO BUENO SE MIDE EN GRAMOS / LA CORTE / LO BUENO SE MIDE EN GRAMOS

LA CORTE

T

T

LA CORTE

LA CORTE / LO BUENO SE MIDE EN GRAMOS / LA CORTE / LO BUENO SE MIDE EN GRAMOS / LA CORTE / LO BUENO SE MIDE EN GRAMOS / LA CORTE / LO BUENO SE MIDE EN GRAMOS / LA CORTE / LO BUENO SE MIDE EN GRAMOS / LA CORTE / LO BUENO SE MIDE EN GRAMOS

Forma parte de nuestra comunidad y recibe tu membresía Flecha abajo